Parece que la tregua cambiaria llegó a su fin y en el cierre de esta semana el dólar se disparó un 3,5 por ciento, cotizándose a más de 30 pesos para la venta en algunos bancos: de acuerdo a un promedio general, la moneda estadounidense se comercializa a 29,71 pesos.

Según los especialistas, hay un combo de factores internos y externos que provocan este nuevo incremento que es de un peso si se lo compara con el cierre de ayer. Es que la divisa del país del norte se está fortaleciendo a nivel mundial en medio de la tensión entre Estados Unidos y China.

Además, en el Mercado Único y Libre de Cambios (MULC), la divisa se dispara un 3,5% (99 centavos) a 29,10 pesos en una jornada donde el mercado muestra una marcada fluctuación e inestabilidad.

Compartir

Dejar respuesta