En el marco del pedido de detención de Pablo Moyano, que había presentado el fiscal general adjunto Sebastián Scalera por el presunto delito de asociación ilícita, el juez de Avellaneda, Luis Carzoglio, que rechazó la solicitud, aseguró: “No me van a correr con carpetazos” y apuntó a “la fiscalía general de cámara de Lomas de Zamora” por “la filtración de la resolución”.

Sin embargo, momentos más tarde fue el mismo letrado quien le respondió: “Vamos a impugnar su decisión”, al tiempo que, ante la acusación, adelantó: “Vamos a hacer la denuncia correspondiente por esto”.

Este martes, Carzoglio brindó una conferencia de prensa donde aseveró: “No me van a correr con carpetazos” y agregó: “En este país se tiene que terminar con los aprietes, con las amenazas y con perturbar la acción de la justicia”, por lo cual sentenció: “Las amenazas fueron con posterioridad al haber hecho la resolución”, señaló que se encuentra “con custodia”, y aclaró: “No tengo miedo”.

“En cuanto a la filtración de la resolución se lo adjudico al personal de la fiscalía general de cámara de Lomas de Zamora, que se llevó de acá el expediente”, resaltó el magistrado ante la prensa y señaló que  “se la llevaron y a los 20 minutos estaban en las redes”, al tiempo que redobló sus acusaciones y sentenció: “Los datos de Clarín únicamente pudieron haber venido de la Procuración General de la Provincia de Buenos Aires”.

En tanto, momentos después de que Carzoglio hablara ante la prensa, Scalera hizo lo propio y resaltó:  “Estoy releyendo la causa y existen sobrados motivos para impugnar la decisión del juez. Este es el temperamento que va a adoptar la fiscalía, además de citar a declarar en calidad de imputado a Pablo Moyano”.

Por otro lado, ante la consulta de Nelson Castro sobre las acusaciones del magistrado, el fiscal aseguró: “Es una denuncia grave. Me sorprende. En lo que nosotros nos toca, la fiscalía se vio sorprendida con la filtración del pedido, grave, escandalosa y que permitió toda esta previa que antecedió a la decisión de Carzoglio. Vamos a hacer la denuncia correspondiente por esto”.

Para finalizar, ante la filtración de la información en los medios, Scalera explicó que se habían quejado porque “ya estaba publicado en las redes” lo expuesto en el expediente antes de que llegaran a levantar vista. “De eso tomamos nota. También nos llamó la atención cómo se filtró el pedido de la semana pasada. Carece de lógica que seamos nosotros”, concluyó.

Compartir

Dejar respuesta