El Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires informó que los festejos por la final de la Copa Libertadores se tendrán que realizar en un lugar que será designado por las autoridades porteñas y no en el Obelisco, como suele ser habitual. “No lo vamos a permitir”, dijo Juan Pablo Sassano, subsecretario de Seguridad de la Capital.

“Durante la semana se realizaran varias reuniones con los organizadores, los dos clubes y los responsables de la seguridad para organizar esta final y definir el lugar habilitado”, dijo este lunes en una entrevista con el canal de noticias TN.

En tanto, en referencia a los operativos de seguridad que se desplegarán el 10 y el 24 de noviembre explicó que no generarán una merma de efectivos de la Policía de la Ciudad en el ámbito porteño ya que “los clubes por esto pagan extras a los policías, son adicionales”.

“Pedimos a los medios que le digan a la gente que compre sus entradas en los lugares habilitados para que no sean estafados y que si no tiene entradas no vayan porque se van a realizar fuertes controles”, recomendó.

Compartir

Dejar respuesta