Rubén Darío ‘El Pepo’ Castiñeiras, de 44 años, será llevado a una comisaría luego de recibir el alta. “El traslado se encuentra actualmente supeditado a la evolución y alta médica definitiva”, afirmó en declaraciones a Télam el juez de garantías de Dolores, Cristian Gasquet.

El cantante, que protagonizó un feroz accidente el 20 de julio en el que murieron dos de sus acompañantes, pasa desde ese momento sus días en el hospital San Roque. “Puede ser trasladado a donde el juez lo decida. Esperemos lo que disponga Gasquet mañana en base a los estudios médicos”, afirmó a ese medio Miuel Ángel Pierri, abogado del músico.

Como consecuencia del vuelco, que ocurrió a las 2:15 de ese sábado, el mánager y el trompetista murieron y la corista y el cantante fueron trasladados al hospital. Allí ‘El Pepo’ sigue internado y detenido por orden de la fiscal de Dolores Verónica Raggio por el delito de «doble homicidio culposo agravado y lesiones graves culposas».

Lo cierto es que el fiscal general de Dolores, Diego Escoda, confirmó que El Pepo manejaba en el momento del accidente y que iba tomando un «destornillador», un trago que contiene vodka, bebida de la cual hallaron una botella en la camioneta.

Compartir

Dejar respuesta