Los restos de Emiliano Sala llegaron hoy al Aeropuerto Internacional de Ezeiza para ser trasladados a la localidad santafesina de Progreso en donde será velado mañana en las instalaciones del club San Martín, entidad en la que surgió deportivamente el futbolista fallecido el 21 de enero último en un accidente aéreo.

Daniel Rivero, presidente de ese club, detalló en declaraciones periodísticas que el cepelio será abierto a la comunidad por lo que de esta forma la gente podrá despedirse del futbolista argentino de 28 años que murió cuando la aeronave que lo trasladaba desde Nantes a Cardiff se estrelló en el Canal de la Mancha.

Progreso, un pequeño pueblo de 3.500 habitantes, se encuentra ubicado a 70 kilómetros al noroeste de la capital de Santa Fe y a unos 500 kilómetros de la ciudad de Buenos Aires. Cuando la semana pasada se confirmó que el cuerpo hallado era de Sala, centros de vecinos se congregaron en la plaza Los Colonizadores para rendirle homenaje.

Compartir

Dejar respuesta