La ‘Pantera’ Érica Farías habló con AM 1300 luego de recuperarse de un difícil momento de salud por una caída y manifestó que se está «cuidando y haciendo las cosas como dice el médico» para recuperarse. En 20 días podría empezar a caminar para hacer los ejercicios de rehabilitación en el pie para tratar de retomar el ritmo habitual.

«Fue un accidente domestico cuando bajaba las escaleras. Yo lo tomo con humor, pero fue un momento intenso porque un día antes hable con mi representantes y me comentó que en marzo había muchas posibilidades de pelear la revancha contra McCaskill. Fue terrible», contó.

«El diagnóstico fue fractura de tibia y peroné y me tuvieron que colocar una placa con tornillos y un arpón para que el ligamento quede fuerte a la hora de empezar a entrenar. Ahora hay que armarse de paciencia. Para un deportista no es fácil estar quiero», detalló.

«Lo bueno es que tengo a mi familia, a mi novio y amigos que me contienen muchísimo. No puedo estar de pie. Estoy permanentemente en reposo con el pie en alto porque si me movilizo, el pie se hincha y me genera mucho dolor», comentó.  «Se que una vez que salga de todo esto voy a tener mucha actividad que es a lo que apunto. Mi objetivo es coronarme en mi categoría y ver las otras alternativas», definió.

LOS CAMBIOS EN SU RINCÓN

«Yo trabaje dos años consecutivos con Juan Ledesma en Caseros y ahora volví con parte de mi equipo con el que fui bicampeona del mundo. Quiero trabajar con gente más humana. Yo no me voy de la mano de Juan por haber sido derrotada, lo que me dolió mucho de él es que cuando bajo del ring quedo sola y la única persona que quedó conmigo fue mi novio. El regreso fue como volver con cuatro extraños», dijo en La Sal del Boxeo.

«Me duele más por el técnico que el preparador físico porque es como un ángel en la espalda. Después vinieron las disculpas, pero el error se cometió. No podes dejar a tu boxeador después de perder un titulo del mundo para quedarte mirando otra pelea. Me dolió mucho. Esta es la primera vez que hablo del tema, tengo derecho a decir lo que me pasa. Un técnico no puede fallar así desde lo humano», declaró.

Compartir

Dejar respuesta