La empresa Ersa Urbano SA anunció hoy que entró en concurso preventivo de acreedores debido a una fuerte crisis financiera producto de la “devaluación, la suba de costos operativos por la inflación y el atraso tarifario”.

Si bien seguirá operando al menos por ahora en las ocho donde tiene presencia, la compañía ya decidió cesar su actividad en la ciudad de Santiago del Estero, la cual representaba un 8 por ciento del total de sus operaciones de transporte urbano.

Las dos decisiones, dijo la firma en una solicitada, tienen por objetivo proteger el trabajo de 4.232 personas y familias, que de manera directa trabajan en la empresa y garantizar la continuidad y regularidad del servicio en distintas jurisdicciones del país.

“Ese proceso de innovación e inversión lo hizo para poder brindar el mejor servicio a los usuarios de las distintas ciudades en las que opera en el área del transporte urbano. Pero esta actividad, ha sido afectada por diversos factores económicos”, dice la solicitada.

En el Área Metropolitana de Buenos Aires ERSA administra las líneas de colectivos 19, 133, 140, 153, 184, 253, 321 y la 503. También tiene presencia en el mercado de la ciudad de Corrientes; Paraná, Entre Ríos; Resistencia, Chaco; ciudad de Santa Fe; en la capital de Córdoba y en Asunción, Paraguay.

Compartir

Dejar respuesta