El Congreso de España votó hoy la moción de censura contra Mariano Rajoy por lo que fue destituído y, de inmediato, el socialista Pedro Sánchez fue proclamado como el nuevo presidente del Gobierno local. El líder del Partido Popular (PP) fue sacado del puesto por la decisión de 180 de los 350 camaristas: el número necesario para el desplazamiento era de 176 votos.

“Ha sido un honor haber sido presidente del Gobierno de España y dejar una España mejor de la que encontré. Ojalá mi sustituto pueda decir lo mismo en su día, se lo deseo por el bien de España”, manifestó al conocerse la noticia.  “A la vista de lo que todos sabemos, podemos presumir que la moción de censura saldrá adelante. En consecuencia, el señor Sánchez será el nuevo presidente del gobierno, y yo quiero ser el primero en felicitarlo”, dijo.

 

El político de 63 años pidió en una breve intervención que realizó en el Parlamento disculpas a quienes se hayan ofendido durante su mandato y agradeció al Partido Popular por el apoyo que le brindaron. Sánchez, que asumirá hoy oficialmente el cargo, fue quien emitió la sentencia por uno de los mayores casos de corrupción que se descubrió en ese país y de la cual participaron integrantes de la cúpula del PP.

En concreto, la justicia local condenó a 29 personas, entre las que se destacan políticos y empresarios, con 351 años de cárcel ya que se constató que hubo una contabilidad paralela que benefició a ese espacio. El fallo obligó al partido a pagar 245.492 euros como “partícipe a título lucrativo” de la trama de corrupción. Esta situación alentó la embestida contra Rajoy por parte de la oposición.

Compartir

Dejar respuesta