“Nosotros no podemos soportar la parte financiera. Evidentemente las tarjetas de crédito pueden funcionar en comercios comunes que tienen un 30 por ciento de ganancia, pero nosotros apenas tenemos el 9 por ciento y eso no nos permite poder financiarnos a 21 días”, disparó Rosario Sicca titular de la Federación de Empresarios de Combustibles de la República Argentina (Fecra), en AM 1300, en referencia a la posible cancelación de ese método de pago.

“Nos conviene vender, como a todo el mundo, pero en el caso de las tarjetas nos dan pérdidas. No es mala voluntad. Habría que hablar con las petroleras, el gobierno y las empresas de tarjetas para que cada uno renuncie a una partecita. El más responsable sería el Gobierno a través de las leyes porque son los que tienen que ajustar las reglas legales para que esto sea viable”, criticó en ‘De Ida y Vuelta’.

Resultado de imagen para rosario sica

“Desde acá le hablo al Gobierno y le pido que haga el esfuerzo de ajustar la parte impositiva y que sepa dividir entre las grandes multinacionales y las estaciones de servicio que tienen una renta mínima. La Confederación la pasa muy bien haciendo congresos y han tenido el coraje de hacerlo trayendo personas de 14 países con los fondos de la gente en el Sofitel. Resolvamos el problema interno, no el de otros países”, pidió la representante del gremio.

LA AMENAZA 

Las estaciones amenazaron a principios de diciembre con dejar de recibir tarjetas de crédito como estrategia para mejorar la rentabilidad. El objetivo es reducir el arancel que cobran los bancos por el pago con plásticos y su plazo de acreditación que es de 28 días. Oscar Díaz, secretario de la Confederación de Entidades de Comercios de Hidrocarburos, y Pablo Bornoroni, presidente de la Federación de Expendedores de Combustibles y Afines (Fecac), coincidieron en que el 60 por ciento de las ventas se hacen con tarjetas.

Mientras que Díaz indicó que la solución es que los bancos bajen sus comisiones y acorten los plazos de pago, Bornoroni enfatizó que durante esta jornada se decidirá en una reunión de las federaciones de todo el país, en la que se planteará la medida ya que, aseguró, “vemos que no podemos financiar algo que pagamos al contado y después financiamos durante 28 días”, reiteró.

“No es algo grato para nosotros tomar una medida de este tipo pero lamentablemente hemos agotado todas las instancias de negociación con las empresas de tarjetas y los bancos para buscar un punto de equilibrio en este tema. Realmente nuestro negocio es de baja rentabilidad y alta rotación, pagan al mes con el costo que tienen habitualmente el crédito también pasa a ser un gravamen importante respecto a la rentabilidad. Nosotros entendemos que una solución es que los bancos bajen sus pretensiones en materia de comisión y obviamente adelanten el pago”, indicó Díaz por su parte.

Compartir

Dejar respuesta