Estados Unidos, Gran Bretaña y Francia lanzaron una ofensiva militar con bombardeos por las armas químicas de Siria

88

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunció este viernes por la noche que su gobierno, el de Gran Bretaña y Francia se unieron para bombardear blancos en Siria, como represalia al ataque químico del sábado pasado en la ciudad de Duma y que fue supuestamente ordenado por el régimen sirio.

En una rueda de prensa en la Casa Blanca, Trump dijo: “Ordené a las fuerzas armadas de Estados Unidos iniciar bombardeos sobre blancos en Siria, debido al ataque químico cometido por Bashar al Assad”. Las acciones militares indicadas por el mandatario se produjeron en la madrugada de este sábado, hora de Damasco.

“Gran Bretaña, Francia y EEUU han mostrado hoy su poder en contra de la barbarie y la brutalidad”, enfatizó Trump. “Les pregunto a Rusia e Irán: ¿quieren estar aliados con una nación que mata a mujeres, niños y hombres inocentes? ¿De qué lado quieren estar?”, interrogó el mandatario estadounidense, mientras aseguraba que estos dos Estados son los principales aliados del régimen sirio.

“En este momento, EEUU solo tiene una pequeña fuerza en Siria para combatir lo que queda de ISIS [Daesh]… Nosotros no buscamos permanecer en Siria. Llegará el día que devolveremos a nuestros guerreros a casa”. Trump afirmó que EEUU es un socio y un amigo de Oriente Medio pero aseguró que “el destino de la región depende de su propio pueblo”.

EL ATAQUE

Según informó la cadena CNN, testigos aseguraron que oyeron explosiones en la capital siria Damasco y que empezaron mientras Trump daba su discurso. Se utilizaron aviones, incluidos bombarderos B-1, y barcos estadounidenses en el ataque, según múltiples funcionarios de defensa de EE.UU.

La Defensa Aérea Siria está “respondiendo a la agresión estadounidense, británica y francesa”, según reportó la televisión estatal siria. El medio de comunicación informó que las defensas aéreas de su país han alcanzado 13 misiles en Al Kiswah en los suburbios de Damasco. Además, indicó que hay reportes de agresiones contra el centro de investigación en el área de Barzeh en Damasco.

La televisión estatal siria también dijo que los ataques aéreos son un intento de EE.UU., Gran Bretaña y Francia por “ocultar mentiras”, pues fueron lanzados antes de que la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPCW por sus siglas en inglés) comenzara su investigación este sábado.

La embajada de Rusia en Washington reaccionó al ataque diciendo que “nuestras advertencias no fueron oídas”. En un comunicado, publicado en Twitter, el embajador Anatoly Antonov sostuvo que se “ha implementado un escenario prediseñado. De nuevo, estamos siendo amenazados. Advertimos que tales acciones no permanecerían sin consecuencias. Toda la responsabilidad por ellas queda en Washington, Londres y París”.

.

Compartir

Dejar respuesta