Un nene de tres años murió sofocado en las últimas horas luego de ser olvidado por varias horas en el autobús de la guardería a la que asistía en Texas, Estados Unidos, según confirmaron este viernes fuentes policiales.

El hecho ocurrió el jueves luego de una excursión que él y 27 pequeños hicieron a un parque cercano. Al parecer, el nene quedó en el interior del vehículo expuesto a unos 40 grados Celsius, debido a las altas temperaturas que se registran en esta época en gran parte del país.

“Ningún empleado de la academia se percató de la ausencia del niño hasta la llegada de sus padres cuatro horas después. Fue realmente una gran negligencia”, dijo en rueda de prensa el alguacil del condado de Harris, al que pertenece Houston, Alan Rosen.

Rosen señaló que las primeras hipótesis apuntan a que el pequeño se quedó dormido y cayó inconsciente poco después. Un empleado de la guardería que habló bajo condición de anonimato con el diario local Houston Chronicle aseguró que las políticas de la institución son correctas, aunque reconoció que “es difícil obligar a los empleados a cumplirlas”.

Las autoridades abrieron una investigación y detuvieron al conductor del autobús y a su acompañante para interrogarlos. De ser judicializados podrían enfrentar cargos criminales.

Compartir

Dejar respuesta