Este viernes 25 de mayo no sólo se recordó un aniversario más de la Patria. También se cumplieron 93 años del nacimiento del inolvidable José María Gatica, una de las figuras más populares del boxeo en particular y de la sociedad en general, al punto que su vida excedió las páginas deportivas y trascendió a la pantalla grande.

La hija del ‘Mono’, Eva Gatica, visitó los estudios de AM 1300 Radio La Salada en esta fecha tan especial y participó de La Sal del Boxeo. “La gran fortuna que me dejó mi viejo fue mi apellido“, sintetizó la primera presidenta de la Comisión Femenina de Boxeo en diálogo con Daniel Santibáñez. “Era un ser maravilloso, era un niño grande. Tuvo una niñez muy difícil, fue lustrabotas, se peleaba por ser quien abriera las puertas de los taxis. Tuvo una infancia muy difícil, por eso siempre les digo a los pibes que siempre sí se puede“, destacó.

María Eva recordó que “muchas veces en los gobiernos se decía la muletilla que quedó de él, que ‘para hablar con Gatica hay que pedir audiencia’. Evita le pidió a mi papá y mi mamá ser mi madrina“, recordó, y efectivamente se convirtió en la única ahijada oficial de la entonces esposa del general Juan Domingo Perón. En ese sentido, contó que todos esperaban que fuera varón, y hasta la iban a llamar José Juan Domingo, sin embargo Evita “siempre decía que iba a ser nena y taurina como ella“, además de llamarse como ella. “Además, mi papá quiso que nazca en un ‘hospital del pueblo’, y Eva le pidió que al menos la dejaran que nos atiendan las enfermeras de la Fundación. Él lo quería a Perón porque su corazón le decía ser peronista, de hecho por eso le sacaron su licencia de boxeador“, relató.

La película del ‘Mono’ se hizo “con varias reuniones de mi madre con Leonardo Favio“. El recordado director siempre decía, “si él no fuera Favio, sería Gatica”, contó Eva. “La película tiene mucho de Gatica y mucho de Favio. Muchas palabras son de él, por ejemplo en la forma de hablar, ya que mi viejo no decía tantas malas palabras, pero Leonardo sí. Tenía una forma para dirigir, con una dulzura, divina. Para mí ha sido un placer, como hija de Gatica fue un honor poder hacer la vida de mi viejo“, recordó emocionada sobre la cinta donde interpretó a su abuela, es decir a la mamá de Gatica.

En cuanto a su activa participación en el boxeo, María Eva Gatica contó que prepara a las boxeadoras “para la próxima, porque yo no voy a estar siempre. Aunque en el futuro una mujer puede ser presidenta de la Federación de Box“. En ese sentido, remarcó el poder femenino que ya está aquí: Yésica Bopp es psicopedagoga, Érica Farías va a ser periodista, Julieta Marti es abogada, la ‘Burbuja’ Carabajal psicóloga, Romina Guichapani estudia Trabajo Social. “Hemos hecho del deporte y del boxeo en San Luis (provincia de nacimiento del inolvidable ‘Mono’) una cuestión de Estado“, completó.

 

Compartir

Dejar respuesta