Estudiantes del Instituto Lenguas Vivas Juan Ramón Fernández tuvieron que ser evacuados este lunes por una presunta pérdida de gas. La comunidad educativa denunció que la semana pasada alumnos y docentes sintieron olor a gas en las aulas, pero ayer los directivos se vieron obligados a llamar al SAME y a los bomberos porque dos alumnos del secundario se intoxicaron al respirar aire enrarecido con el gas y otros sufrieron fuertes dolores de cabeza.

Tomás Cancela, alumno de cuarto año y secretario general del Centro de Estudiantes, aseguró que no es la primera vez que pasa, ya que el año pasado «tuvimos que evacuar varias veces por cortes de luz, de agua». «Desde el Ministerio de Educación porteño te bajan un protocolo, te lo aplican, y para eso vienen, queremos que para estas situaciones también alguien dé la cara», sostuvo en diálogo con AM 1300 Radio La Salada.

El dirigente estudiantil contó que durante la mañana, chicas y chicos comenzaron a sentirse mal en clases. “Había chicos mareados y otros dos vomitaron”, describió. «No hay una decisión política del Gobierno de mejorar, dependemos del Ministerio en todo sentido, baja un protocolo o una reforma nos aplica a nosotros. Se supone que deberían dar respuesta a nuestro reclamo», indicó.

Cancela relató que los estudiantes que comenzaron a sentirse mal estaban en clases en el quinto piso de la escuela. “El quinto piso se inauguró a mitad del año pasado y son aulas que teníamos prometidas hace años”, agregó. Las obras se iniciaron en 2017, en el marco de Secundaria del Futuro, un plan que impulsó el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires. “La semana pasada un par de compañeros dijeron que había olor a gas. Incluso se cambiaron de aula”, recordó el estudiante.

Compartir

Dejar respuesta