Los restos de Alan García serán cremados mañana tras haber sido velados hoy en la sede su partido en Lima, luego de que el ex presidente peruano pusiera fin a su vida al dispararse un tiro cuando iba a ser detenido por una causa de corrupción.

El gobierno decretó tres días de duelo nacional, hasta mañana, pero la familia de García rechazó todos los honores oficiales, por lo que no tendrá el funeral que le hubiese correspondido como ex jefe de Estado.

García, de 69 años, fue ingresado en el Hospital Casimiro Ulloa, de Lima, a las 6.45 de la mañana de ayer con una herida de bala en la cabeza y luego comenzó a ser sometido a una intervención quirúrgica a las 7.10, informó el Ministerio de Salud en un comunicado.

La Justicia peruana había ordenado hoy la detención preliminar por 10 días del ex presidente por la presunta comisión de delitos de lavado de activos, tráfico de influencias y colusión en el marco del caso Odebrecht.

El ministro del Interior, Carlos Morán, informó a la prensa que García dijo a los policías y al fiscal que llegaron a detenerlo que llamaría a su abogado desde su habitación y, a los segundos, se escuchó un disparo.

La primera presidencia de García, entre 1985 y 1990, fue bastante errática y se vio marcada por una hiperinflación y por el ascenso de la guerrilla de Sendero Luminoso.

(Fuente: Telam)

Compartir

Dejar respuesta