Ezequiel Maderna palpitó en AM 1300 desde Rusia la que será la pelea más importante de su carrera profesional frente a Fedor Churinov por la corona continental AMB de los supermedianos. El encuentro se desarrollará en la Plaza Roja de Moscú el lunes a las 14 (hora Argentina).

Sobre el rival, dijo en ‘La Sal del Boxeo’ que «es un boxeador fuerte, pero estoy bien preparado y se que no tiene buena defensa. Ya tenemos nuestro plan de pelea y calculo que nos va a ir bien. El pesaje es mañana a la tarde».

«Yo venía preparándome en Argentina. La pelea salió hace unos 15 días y como estaba entrenando bien la aceptamos. Tengo confianza de que la puedo ganar. Lo que me interesa es dar un batacazo en el exterior para ir por el título mundial. Hay que demostrar lo que uno tiene y así se van a dar los resultados», dijo.

«En Argentina no queda mucho por hacer porque ya peleé prácticamente con todos. La diferencia económica es mucha peleando afuera porque en Argentina el pago no alcanza para nada. Yo quiero estar bien entrenado, dar un buen papel y no ir solo por la bolsa», destacó.

En la entrevista, Rubén Paniagua, su entrenador, se mostró esperanzado: «A esta altura de su carrera Ezequiel tiene mucha experiencia. Sabemos que el lunes la tenemos difícil, ero tenemos con que ganar. Si bien es peligroso, que el rival vaya al frente nos favorece».

«En Argentina hay valores, pero últimamente las cosas no se estuvieron haciendo bien. Más allá de que tuvimos grandes campeones, los títulos se han ganado en el país porque afuera es difícil. Con Ezequiel, si va todo bien, al título lo tenemos que ganar en el exterior. Son contados con los dedos de una mano los que han triunfado afuera», opinó.

Compartir

Dejar respuesta