La mujer hospitalizada en la ciudad británica de Amesbury con síntomas de envenenamiento con el agente nervioso Novichok, el mismo con el cual fueron intoxicados Serguéi y Yulia Skripal a principios de marzo en Salisbury, falleció este domingo, según comunicó Scotland Yard. La víctima fue identificada formalmente como Dawn Sturgess, de 44 años, de Durrington.

Un hombre de 45 años, que también fue hospitalizado tras la supuesta exposición al agente nervioso, permanece ingresado en estado crítico, ha reportado el jefe de la Policía antiterrorista del Reino Unido, Neil Basu.

El pasado 30 de junio, dos personas, un hombre y una mujer, fueron hospitalizadas en la localidad de Amesbury. Tras la evaluación inicial los médicos pensaron que ambos pacientes se habían intoxicado con drogas de un lote potencialmente contaminado. No obstante, a principios de este mes, el representante de la unidad antiterrorista de Scotland Yard, Neil Basu, declaró que las personas hospitalizadas fueron envenenadas aunque no se consideraba un ataque.

“La línea de investigación es que estas personas no estaban relacionadas con los Skripal. No fue un ataque. Creo que es una contaminación por Novichok”, ha declarado Wallace. Sin embargo, en una entrevista a BBC radio, Wallace expresó que espera que Rusia proporcione detalles sobre el caso Skripal, ya que podría “llenar algunas de las lagunas significativas” en la investigación. Londres culpa a Moscú de este envenenamiento, aunque no presentó pruebas al respecto. La parte rusa denunció en numerosas ocasiones el carácter infundado de las acusaciones.

Moscú, por su parte, instó a la Policía británica a no involucrarse en el “juego político sucio” de Londres. “Instamos a los organismos policiales británicos a no seguir el juego político sucio que emprendieron unas fuerzas determinadas en Londres y a empezar a cooperar en la investigación con los organismos rusos”, ha expresado la portavoz del Ministerio de Exteriores ruso, María Zajárova, en su rueda de prensa semanal, comentando los incidentes en Salisbury y Amesbury.

Compartir

Dejar respuesta