Los familiares de los 44 tripulantes del Submarino ARA San Juan suplicaron hoy que “no los dejen solos” en la búsqueda del buque que se encuentra desaparecido hace el 15 de noviembre. Este mediodía estuvieron orando en la entrada de la Base Naval de Mar del Plata y entregaron folletos a turistas y residentes para una misa que se realizará el lunes, día en el que se cumplen dos meses sin rastros del navío.

“Estamos pidiendo más esfuerzo en el rastrillaje, más embarcaciones para ampliar la zona de cobertura y conseguir mejores resultados”, explicó la esposa de Hernán Rodríguez, Marcela Moyano, en declaraciones a La Nación. “Si gastan más de 200.000 pesos en una palmera, como no van a invertir en la búsqueda de 44 vidas, que son 44 héroes”, sentenció la madre de otro marín. Por eso, pidieron que Mauricio Macri los reciba.

Ayer, un experto de la Marina estadounidense afirmó que los 44 tripulantes del submarino ARA San Juan murieron instantáneamente a causa de una implosión que destruyó al buque por completo en una fracción de tiempo de 40 milisegundos. “Aunque la tripulación pudo haber sabido que el colapso era inminente, nunca supieron que estaba ocurriendo. No se ahogaron ni experimentaron dolor. La muerte fue instantánea”, agregó.

Compartir

Dejar respuesta