Fedederica Pais rompió el silencio luego de la detención de su hijo que cayó ayer acusado de robar bajo la modalidad de “motochorro” en la localidad bonaerense de Olivos. “Espero que tengan paciencia, es muy difícil todo lo que está pasando”, afirmó hoy en el ciclo que conduce diariamente por AM 750.

“Es difícil por todo lo que pasó después de un hecho absolutamente confuso y de un hecho que difiere mucho de lo que ha aparecido en los medios. No en todos, pero sobre todo usando mi nombre, las imágenes de mi hijo. Estoy muy impactada viendo el odio”, agregó.

“Ayer me quedé callada porque cuando empecé a ver todo lo que empezó a pasar y difería tanto con lo que la misma policía y un declarante habían dicho dije ´tiene que haber pasado otra cosa y no saberlo´. Y como respeto mucho la verdad y la honestidad, me quedé callada hasta saber qué había pasado realmente”, aclaró.

“Su relato es otro y yo creo que no termina de entender la gravedad que se desató a partir de que sea mi hijo y de ser utilizado un hecho de un pibe que no tenía antecedentes, al que lo habían cagado a trompadas hace 4 días y que decidió, bajo mi absoluto desacuerdo, tener en la mochila una pistola de balines porque decía que si le pasaba de vuelta los iba a asustar”, confió.

Compartir

Dejar respuesta