Mariano Cordi, que era intensamente buscado desde el martes por asesinar de un disparo a su pareja en la puerta de la Catedral de Brasiloche, fue encontrado escondido entre pastizales en el cerro Chalhuaco. Estaba en estado de deshidratación, semi inconsciente y tuvo que ser sacado del lugar en helicóptero.

En una serie de allanamientos la policía logró dar anoche con el arma casera que utilizó para cometer el crimen y una serie de documentos que terminaron confirmando que se encontraba en la zona del cerro. “Sabíamos que él tenia habilidades especiales para moverse en el terreno”, afirmó Jorge Crespo, Procurador General de Río Negro.

Mientras tanto, la fiscal Betiana Centón, informó que el acusado presentaba “algunas lesiones” en su cuerpo y que tuvo que ser trasladado a un hospital. Fue encontrado en un rastrillaje realizado por efectivos de la policía de Río Negro en un sector de difícil acceso.

Compartir

Dejar respuesta