Vecinos de Capital Federal y el gran Buenos Aires, especialmente la zona sur, percibieron este viernes un fuerte olor a podrido. Según informaron desde el área de Defensa Civil porteña, «el mismo provendría de una jabonera ubicada en Valentín Alsina».

De acuerdo a fuentes policiales, los especialistas se dirigieron a la zona del Riachuelo y la fragancia es aún más intensa que en el microcentro. Desde el Municipio de Lanús, desde donde habría surgido todo, también culpan a la industria.

«Tenemos una mañana dominada por una fuerte zona de alta presión y con aire frío. El aire entonces se encapsula en los primeros 50 metros y no se mezcla por lo que el olor del Riachuelo y de todos los arroyos contaminados (especialmente en zona sur) también se concentra en esos primeros 50 metros y no se mueve», explicó Matías Bertolotti.

El meteorólogo comentó que con el correr de las horas y por el aumento de la temperatura, se «romperá esta ‘inversión’ y el aire ‘va a respirar’ más alto, limpiando el olor solito».

Compartir

Dejar respuesta