Tal como recalcaron autoridades sanitarias nacionales y provinciales, los casos de Gripe A que están circulando en el país se encuentran dentro de los parámetros esperados para la temporada. La enfermedad volvió a la primera plana especialmente luego de conocerse los contagios que sufrieron los periodistas Jorge Lanata y Liliana Franco, al igual que la actríz Andrea Estévez y sus hijas.

«Como nuestra pandemia de 2009 claramente no es, pero si tenemos instalado el virus desde hace mucho tiempo y la cantidad de casos son los esperados. Por eso se insiste en la vacunación, que es la única forma de prevención y que podría hacer disminuir la cantidad (de enfermos). Es una responsabilidad social», destacó sobre el antídoto la divulgadora científica Gabriela Ferretti (MN 81.108)

«Un caso que se infecta se lo transmite a muchos otros. La gran mayoría no va a atener una evolución mortal, pero otras sí. El virus muta para no ser reconocido por los sistemas inmunes de las personas y poder subsistir. Hay dos tipos de antígenos: los subtipos H1N1 y H3N2. Así podemos encontrar un montón de combinaciones entre la H y la N. Las cepas que circulan en el Hemisferio Norte en el invierno anterior son las que llegan acá ahora», dijo.

«Por eso hay que vacunarse todos los años porque siempre circula una variante distinta. Identificarlas nos sirve epidemiológicamente para saber qué estuvo circulando. La vacuna es un pedacito de virus muerto que genera un anticuerpo. Algunas personas, en su reacción inmunitaria, tienen alguna reacción leve. Igual hay que saber que la vacuna de la gripe previene las variantes más graves de la enfermedad», informó.

«Si alguien tiene síntomas de gripe y concurre a un centro asistencial debe avisar porque hay que proteger a las otras personas que están en la sala de espera», recomendó. El alerta debe ponerse cuando el paciente presenta fiebre superior a los 38ºC, tos, falta de apetito, dolor de cabeza, malestar, congestionamiento nasal o problemas digestivos.

Compartir

Dejar respuesta