Por la caída de las ventas, la menor demanda y la acumulación de stock, General Motors tomó la decisión de cerrar por un mes su planta ubicada en la localidad de Alvear, Rosario. El parate de la terminal será desde el 15 de junio al 15 de julio y acaba de ser confirmado por la gigante automotriz públicamente.

Los operarios afectados de manera directa serán casi 1500 que cobrarán por ese lapso de tiempo un pago del 70 por ciento de sus ingresos de bolsillo. Y habrá otros mil afectados forma indirecta por las empresas proveedoras.

El cierre por un mes de General Motors se genera en el marco de una caída abrupta de las ventas. El número de vehículos patentados durante mayo cayó un 56 por ciento en comparación con el mismo mes del año anterior, según los datos difundidos por la Asociación de Concesionarios de Automotores de la República Argentina (Acara).

El mes pasado, los patentamientos ascendieron a 36.610 unidades. Un año atrás la cifra había alcanzado las 83.200 unidades.

(Fuente: Infogremiales)

Compartir

Dejar respuesta