«Desde el año pasado aclare que es imposible gobernar sin el peronismo y el Gobierno tomó nota. La elección fue estratégica y hay una especie de resignación por no haber contemplado esto antes de tiempo. Cerrarse puertas adentro hizo que el PRO llegue a la situación (de crisis) de hoy», opinó hoy la analista política Gretel Ledo en AM 1300.

En esa línea, destacó en una entrevista con el programa ‘En Buena Compañía’ que en estos cuatro años de gobierno «no se ha logrado el acuerdo de todos los sectores sociales y ni hablar lo que ha sucedido en el seno de esta gran coalición en donde quedó relegado el radicalismo». 

«Los radicales son esas personas que se quejan, pero se terminan resignando. Hacen mucho alarde y cuando llega el momento no pelean el poder. Martín Lousteau perdió la oportunidad desde que dejó la Embajada en Estados Unidos. En Casa Rosada desconfían (del él) y ahora se conforma con lo que tiene», afirmó.

«Pichetto no es una persona que traccione y que tenga caudal propio, pero puede generar un acuerdo y gobernalibidad en el parlamento. Macri descansa en sus espaldas con él en el Senado. El resabio del peronismo federal está hoy aglutinado en Mauricio Macri, por lo que fue una decisión acertada. La pregunta es cuánto del caudal electoral va a migrar con Massa que al irse al kirchnerismo se ha implosionado», agregó.

Compartir

Dejar respuesta