Martín Zachino, juez penal de Esquel, ordenó este viernes el aislamiento obligatorio para 85 pobladores de Epuyen por el lapso de treinta días para evitar la propagación del hantavirus: la medida fue solicitada por el ministro de Salud de Chubut, Adrián Pizzi.

La decisión se tomó esta mañana debido a que un grupo de ciudadanos que estuvo en contacto un tiempo prolongado con infectados no quiso aislarse voluntariamente. “Es la única manera de parar el brote”, dijo el funcionario provincial.

Incumplir la orden del juez significará “cometer un delito previsto en el Código Penal que sanciona la transmisión de enfermedades”. El Estado local deberá garantizar que las necesidades de los damnificados sean cumplidas.

Además, se entregarán 700 máscaras especiales, se colocarán trampas para las ratas y darán botellas de alcohol etílico. Por el momento, en Chubut hay 26 casos calificados como positivos.

Compartir

Dejar respuesta