El cuerpo de un hombre que se encontraba prófugo de la justicia por haber baleado a su ex mujer y a su hija fue encontrado decapitado en una zona rural de Saladillo, a casi 200 kilómetros de la Capital Federal. Por estas horas, los efectivos policiales se encuentran buscando la cabeza del individuo.

La persona en cuestión se había dado a la fuga luego de dispararle en la mano derecha a María Rosa Abal, ex esposa, y a Marisa Vanesa Moreno, su hija, en el omóplato izquierdo y debieron ser internadas en el hospital local. Luego de realizada la denuncia en la Comisaría de la Mujer, la fiscal que investiga el caso ordenó buscar al atacante.

Después de varias horas, apareció un cuerpo decapitado en las afueras de Saladillo y desde ayer a la tarde efectivos de la Policía Científica, el GAD y del área de Delitos Complejos se encuentran buscando la cabeza en lugares cercanos, contenedores aunque aún no han obtenido resultados positivos.

Los investigadores trabajan sobre la hipótesis de un homicidio: de acuerdo a lo que informaron medios locales, en el predio en el que se produjo el macabro hallazgo no había sangre, pero si apareció a pocos metros de donde estaba el cuerpo un arma de fuego.

Compartir

Dejar respuesta