Los trabajadores en relación de dependencia que que reciban un salario neto mensual ubicado a partir de los 38.301 pesos (46.146 pesos en bruto) deberán pagar en 2019 el Impuesto a las Ganancias en caso de no tener una deducción por familia o de otro tipo.

En tanto, cónyuge y dos hijos a cargo, la cifra en neto pasará a ser de 50.668 pesos (61.046 pesos brutos): en ambos casos se incluye el proporcional por el aguinaldo. Durante 2018, los sueldos alcanzados fueron los que de 29.855 pesos y 39.495 pesos (netos), respectivamente.

Estos nuevos montos surgen con motivo de la actualización de las variables del impuesto a las Ganancias según lo dispuesto por la ley basados en la Remuneración Imponible Promedio de los Trabajadores Estables (Ripte).

Compartir

Dejar respuesta