El Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC) informó hoy que el índice de Precios al Consumidor (IPC) fue de 2,7 por ciento durante abril, representando un alza de cuatro décimas en comparación a marzo. Con un acumulado de 9,6 por ciento en apenas cuatro meses, la inflación se aleja cada vez más del número anual de 15 por ciento pautado por el Gobierno en sus proyecciones.

El guarismo estuvo impulsado por el alza de las tarifas y los combustibles. Además, el rubro ‘Vivienda, agua, electricidad, gas y otros combustibles’ trepó 8 por ciento desde marzo a nivel nacional aunque en el Gran Buenos Aires fue del 6,7 por ciento: en otras regiones, como en Cuyo, se disparó hasta tocar el 11,7 por ciento.

El área Transporte también aumentó un 4 por ciento a nivel país, principalmente impulsado por la suba del 5,3 por ciento del boleto de trenes y colectivos en el área metropolitana Bonaerense. Además, el cambio de temporada calentó un aumento del 4 por ciento en la indumentaria. Por otro lado, el rubro ‘Alimentos y Bebidas’ estuvo controlado con una suba del 1,2 por ciento.

Lo cierto es que al alivio tampoco va a llegar en mayo ya que la corrida cambiaria puso en aprietos al oficialismo y se prevé que los números sean aún mayores. Ayer, teniendo en cuenta este descontrol, el ministro de Hacienda de la Nación, Nicolás Dujovne, reconoció que la inflación será más alta que lo previsto y que el país crecerá menos. Mientras tanto, el acuerdo con el Fondo Monetario va tomando forma.

 

La inflación tampoco ayuda y ascendió a 2,7% en abril by Leandro Gastón Mazza on Scribd

Compartir

Dejar respuesta