Cuando falta menos de un año para la fecha de expiración del contrato que el Casino Flotante de Puerto Madero recibió por 20 años, todavía no hay certezas sobre el futuro laboral de unos 3 mil trabajadores del juego y otro tanto de actividades relacionadas. Es por eso que desde el gremio, Aleara, están en estado de alerta y movilización, a la espera de soluciones concretas.

La fecha de caducidad se dará en octubre del año que viene, en medio de las elecciones en donde se elegirá Presidente de la Nación, Jefe de Gobierno de a Ciudad de Buenos Aires y se renovará parte de la Cámara de Diputados y de la de senadores. Es que la idea de prorrogar la concesión por un período corto para que la defina la nueva gestión, desató una feroz interna en Cambiemos que tuvo como principal portavoz a Elisa Carrió, representante de los sectores más duros.

La líder de la Coalición Cívica se reunió en las últimas horas con el Vicejefe de Gobierno Diego Santilli y le planteó, claramente, que no aceptará que se utilice ninguna maniobra para estirarle los plazos de explotación del Casino Flotante a Federico de Achával y Cristobal López, empresario vinculados al kirchnerismo. Además, lo amenazó con hacerle “pagar” el costo en caso de que utilicen algún vericueto judicial para enmascarar una resolución política.

(Fuente: Infogremiales)

Compartir

Dejar respuesta