Internet se convirtió en una herramienta clave que influye en la decisión de compra de los argentinos conectados: 7 de cada 10 investigan online antes de realizar una compra y el 91% considera que su compra final fue influenciada por la investigación online previa. Esto se desprende de un estudio realizado a pedido de Google por Kantar y su división TNS, con el objetivo de conocer cómo es el comportamiento online de los argentinos conectados a la hora de comprar productos de retail.

Sabemos que el 75% se conecta a Internet todos los meses y que un 73% hoy en día cuenta con un smartphone. Esto implica que estamos ante un consumidor más curioso, más exigente y más demandante que nunca, un consumidor que hace una investigación previa a una compra y que llega al local con mucha información y nuevas expectativas.

Al momento de comenzar la investigación online, solo el 33% de los consumidores sabe dónde va comprar, pero el 80% declara que ya tienen decidido qué producto va a adquirir cuando llegue al local.

Internet es entonces un factor determinante no solo en la etapa de investigación previa a la compra sino que también influye en la decisión dentro de la sucursal física:

  • 1 de cada 3 consumidores conectados dice haber utilizado alguna vez el móvil en la sucursal para tomar una buena decisión de compra.

  • 48% de los consumidores que usaron su smartphone en el local dice haberse retirado por haber encontrado una mejor opción.

Al momento de hacer una investigación online antes de comprar, el 68% de los consumidores conectados utiliza los buscadores como la primera herramienta para recabar información sobre el producto que desea adquirir, seguida en orden de prioridad por los portales de comercio (48%), portales de compra-venta online (42%) y portales de supermercados (22%). Las principales motivaciones que tienen para usar buscadores en este proceso son:

  • Conocer especificaciones y comparar

  • Ver fotos

  • Encontrar el mejor precio / promoción

  • Confirmar la decisión

  • Conocer opiniones

Por otro lado, el video online es uno de los formatos más consumidos durante la investigación previa a la compra. De hecho, el 59% vio este tipo de contenidos antes de decidirse por un producto. El objetivo es ver el producto real siendo utilizado, incluso antes de ir al negocio a buscarlo. De ahí que los videos más vistos son los de demostraciones (42%) de cómo funciona un producto y los de comparaciones (43%) entre productos de diferentes marcas.

E-Commerce

¿Cómo compran los argentinos los productos de retail? El 42% de los consumidores conectados declara que su última compra de retail fue online (versus un 58% que compraron offline). En efecto, el comercio electrónico en Argentina presenta un gran crecimiento en los últimos años. Según datos de la CACE, la facturación del e-commerce en 2017 fue de $156.300 millones, es decir, 52% más con respecto a 2016. Esto representa más de 96 millones de productos vendidos a través de Internet (28% más que en 2016), encabezando la lista los rubros de alimentos y bebidas e indumentaria deportiva.

En cuanto a las perspectivas a futuro, de acuerdo al estudio, en promedio 6 de cada 10 consumidores conectados compraría más online sí:

  • pudiesen retirar de inmediato o cuando sea más conveniente para ellos (67%)

  • existieran ofertas únicas en la web (66%)

  • se ofrecieran tiempos de entrega más precisos (55%)

Entonces, ¿qué esperan los consumidores?

El proceso de investigación online previo a la compra genera nuevas expectativas en los consumidores, quienes llegan al local físico decididos y bien informados sobre el producto que quieren adquirir y buscan una nueva experiencia, que integre Internet con las sucursales.

En este sentido, el 79% dijo que si compra un producto online y quiere devolverlo, esperaría poder hacerlo en cualquier sucursal. Además, el 54% afirmó que si empezó a llenar el carrito y lo dejó sin confirmar en la compra online, al llegar a una sucursal sería bueno que el vendedor pueda ayudar para retomar dicha compra.

Otro dato a destacar es que el 70% de los consumidores conectados considera que es interesante tener un asistente digital que lo ayude a hacer compras, monitorear precios y/o pedir comida a domicilio.

En definitiva, este nuevo tipo de consumidor, informado y más exigente, espera que haya una continuidad entre la web, sus dispositivos móviles y la sucursal física, para poder tener una misma experiencia, útil, personalizada y sin fricciones, sin importar dónde esté.

Compartir

Dejar respuesta