El jurista Giuseppe Conte juró este viernes como nuevo primer ministro de Italia ante el jefe del Estado, Sergio Mattarella, apoyado por el Movimiento Cinco Estrellas y la ultraderechista Liga.

Después lo hicieron sus vicepresidentes, el líder del M5S, Luigi di Maio, también ministro de Desarrollo Económico y Trabajo, y el de la Liga, Matteo Salvini, que controlará la cartera de Interior, y acto seguido el resto de sus 18 ministros.

El juramento tuvo lugar en la Sala de las Fiestas de la sede de la Jefatura del Estado, el palacio del Quirinale, que terminó con una foto de familia entre los nuevos ministros y el presidente Mattarella.

El nuevo Ejecutivo llegó a su juramento casi tres meses después de las elecciones generales del 4 de marzo y después de haber superado varios escollos en su negociación, como el reparto de carteras o la designación del primer ministro, para lo que Di Maio y Salvini consensuaron la figura de Conte.

La crisis más importante se vivió el pasado 27 de mayo cuando Conte rechazó el encargo de formar Gobierno de Mattarella, otorgado cuatro días antes, como protesta al veto presidencial sobre Paolo Savona, la apuesta para ministro de Economía pese a sus duras críticas al euro y a Alemania.

Compartir

Dejar respuesta