Una imagen de Johnny Depp con un aspecto muy desmejorado alertó a todos, luego de los cual el actor decidió conceder una entrevista a la revista Rolling Stone en la que se refirió por primera vez a la depresión que lo azota desde que se divorció de Amber Heard y a su comentada crisis económica.

En su mansión de Londres, el protagonista explicó que después de la separación cayó en una “aguda depresión” y que, paralelamente, lo sorprendieron varios inconvenientes en sus finanzas. “Caí hasta lo más bajo que se podía”, confesó, y explicó que “el próximo paso era: ‘Vas a llegar a algún lugar con los ojos abiertos y vas a salir de ahí con los ojos cerrados’. No podía soportar el dolor en mi día a día”.

La estrella contó, además, que su primera reacción fue refugiarse en la bebida y en la escritura de sus memorias. “Me servía un vodka cada mañana y empezaba a escribir hasta que las lágrimas cubrían mis ojos y ya no podía ver la página. Aún sigo preguntándome qué hice para merecer esto. Traté de ser bueno con todos, ayudando a todo el mundo y siendo honesto… La verdad es lo más importante para mí. Y aun así ha ocurrido todo esto”, se sinceró.

Depp y la actriz de Aquaman se divorciaron luego de 15 meses de casados en malos términos, ya que Heard presentó una demanda acusándolo de haberla golpeado y de haber abusado de ella psicológicamente; escándalo al cual se fueron sumando otros.

Un año después, en febrero de 2017, lo demandaron por no haberse hecho cargo de un préstamo que el actor utilizó para comprar autos de lujo, un yate y aviones. De esta manera, trascendió que el actor había despilfarrado su fortuna. Justamente, en aquel momento los rumores indicaban que gastaba alrededor de 30 mil dólares al mes en bebidas alcohólicas. En la entrevista, Depp desmintió esa información. “Es insultante decir que gastaba esa cifra en vino. Era muchísimo más”, señaló.

Compartir

Dejar respuesta