El argentino Jonathan Víctor Barros afrontará un gran desafío en Mérida, México, donde este sábado enfrentará al local Miguel Berchelt en pelea por el título superpluma del Consejo Mundial de Boxeo, actualmente propiedad del pugilista azteca. El equipo completo del crédito nacional charló con La Sal del Boxeo, por AM 1300 Radio La Salada, y éstas fueron sus principales impresiones antes de la contienda.

El entrenador Pablo Chacón contó que ambos pesaron exactamente 59,500 y destacó que “estamos muy bien, muy confiados porque Joni hizo una preparación muy buena. Es un boxeador de mucha experiencia, sufrió mucho cuando le inventaron la Hepatitis C en Las Vegas, no le hizo bien a la cabeza, subió cansado principalmente en su cabeza al ring”.

Sin embargo, el argentino se recuperó. “Hay una denuncia, una demanda, veremos si prospera, pero hoy está con mucha confianza porque él la peleó con los mejores, Jonatan Barros no le esquivó nunca a nadie. Tenemos fe porque sabemos que si logra desplegar su boxeo, no es fácil pegarle, y te va haciendo daño”.

En cuanto a la planificación, detalló que se “trabajó normal, para bajar de peso, dar la categoría, nos avisaron 35 ó 40 días antes y ya venía entrenando duro. Está con la tranquilidad de que está para hacer 12 rounds tranquilamente, respaldado con un equipo de experiencia, el mismo que trabaja con Juan Carlos Reveco. Sabemos que venimos de visitante, que es un pegador, guerrero como todos los mexicanos”, palpitó.

Al respecto, el choque entre Barros y el ‘Alacrán’ revivirá un clásico del pugilismo mundial entre boxeadores argentinos y mexicanos, que según el periodista e historiador de boxeo Eduardo Lamazón registra 58 peleas de campeonato mundial con 27 triunfos para ambos países y 4 empates.

El preparador físico, por su parte, contó que “estamos en una preparación continua, lo que permite que cuando nos dan una fecha estar en forma y empezar con la preparación específica. Muchas veces un deportista no está en un rendimiento óptimo, pero mentalmente es muy fuerte y puede desarrollar todo lo bueno que podría”.

En relación al contratiempo vivido el año pasado, reflejó que “esa noticia fue muy nociva, más allá de las contrapruebas que dieron negativo, se tuvo que hacer muchos estudios en Buenos Aires. Son obstáculos que un deportista de alto rendimiento y alto nivel tiene que ir superando. En este caso, nos pone contentos que los haya superado”, resaltó.

En tanto, el protagonista señaló que está “acostumbrado a pelear con el que tiene que ser titulo superpluma del consejo mundial de boxeo”, y aseguró que de lograr el título mundial estará cumpliendo su “sueño de deportista más que de familia”.

Compartir

Dejar respuesta