Los jubilados perdieron el 11,5 por ciento del poder adquisitivo entre diciembre de 2017 y el mismo mes del año pasado, de acuerdo a un informe del Centro de Economía Política Argentina (CEPA) publicado en las última horas. Si se lo compara con la Canasta Básica Alimentaria (CBA), la cifra asciende al 14,6 por ciento.

Los especialistas indicaron que los ingresos aumentaron solo 31 por ciento, contra una inflación de 47,6 por ciento y un aumento de precios en la CBA que giró en torno al 53 por ciento.

«Los primeros cinco deciles de ingresos pierden 12,9 por ciento contra el Indice de Precios al Consumidor (IPC), es decir, un punto y medio por encima del promedio de 11,5 por ciento. En cambio, los ingresos de los siguientes cinco deciles (del 6 al 10) pierden contra la inflación ‘solo’ 11 por ciento, es decir, 0,5 puntos por debajo del promedio», explicaron.

Compartir

Dejar respuesta