Ladrones asaltaron una vivienda de San Justo, en el oeste del Gran Buenos Aires, y se llevaron hasta las cenizas del hijo de la dueña de la propiedad. El niño de trece años había fallecido en 2009 producto de una leucemia y desde el 29 de octubre pasado la mujer se encuentra reclamando que el único recuerdo que le quedaba aparezca.

“Estoy desesperada, porque para mí significaba tenerlo cerca, aunque no lo tenga con vida. Se me llevaron un televisor, un equipo de música, y demás electrodomésticos. Pero eso no me interesa, sólo quiero recuperar los restos de mi hijo, que estaban en una cajita de madera, cerrada con tornillos. Yo creo que se la llevaron pensando que había algo de valor para ellos”, declaró ante las cámaras de Crónica TV. 

Según confió, las cenizas representaban “la única forma de tenerlo cerca” y contó que “este verano pensaba llevar sus restos a la Costa Atlántica porque a él le gustaba vacacionar allí”. Es por es que la familia creó una página de Facebook titulada ‘Buscamos las cenizas de Tomás’. A través de ese medio esperan hacer visible la situación dramática que están atravesando y conseguir que los malvivientes se apiaden entregando la urna.

Compartir

Dejar respuesta