Un informe de la agencia D’alessio IROL / Berensztein revela que la crisis de la Reforma Previsonal impactó negativamente en la imagen de Cambiemos y de sus principales referentes ocasionando una “merma del optimismo post electoral a raíz de la incertidumbre por las reformas y los hechos de violencia que impactan en la valoración económica”. Desde que se iniciaron las mediciones de esta empresa, es la primera vez que la percepción del futuro económico nacional es negativa.

“Siempre puede ocurrir este efecto de baja como puede ocurrir uno de suba. No está demás agregar que las encuestas tienen de alguna manera la virtud de ser una fotografía y no una película. En principio, considero que son las fluctuaciones de la opinión pública que muestran que se ha achicado el margen de expectativa sobre el año 2018: la mitad piensa que vamos a estar peor y la otra mitad, mejor. La otra cosa interesante que muestra es las dificultades reorganizativas del Partido Justicialista y todo lo que tiene que ver con el retroceso de la dirigencia nacional”, analizó Carlos Campolongo en AM 1300.

“El discurso oficial, que es repetición permanente con un intento de seguir manipulando las pasiones, se va encontrando con la realidad. Ojo cuando te gritan que el rey esta desnudo porque ya es tarde. Sigue con una visión monológica entre lo heredado y el tema de la corrupción, pero donde están los ejes políticos verdaderos”, sentenció el panelista de ‘Intratables’ (América TV) en ‘De Ida y Vuelta’. Para el 49 por ciento de los consultados, la gestión del gobienro está peor que antes y apenas el 16 por ciento evaluó una mejoría.

Además, la imagen positiva de Mauricio Macri en diciembre descendió (9 puntos) al 44 por ciento y la negativa ascendió (7 puntos) al 51 por ciento; María Eugenia Vidal siguió la misma tendencia con una positiva de 53 por ciento y una negativa del 43 por ciento; Elisa Carrió tiene una imagen favorable del 48 por ciento y una desfavorable del 49 por ciento mientras que Horacio Rodríguez Larreta tiene una negativa del 48 por ciento y una negativa del 41 por ciento. Salvo la gobernadora de Buenos Aires, todos han empeorado sus números en comparación al período anterior.

“Todavía, evidentemente, tienen un resto de cheque en blanco. No quizás por las medidas que han tomado que impactaron fuertemente en diciembre, pero esa suerte de cheque en blanco no es infinito y lo que me interesa a mi es tratar de ser lo mas analítico posible. Tener 48 puntos todavía es una luz amarilla, no indica nada”, explicó Campolongo. Por otro lado, la imagen negativa de Cristina Fernñandez es del 67 por ciento y la positiva de apenas el 28 por ciento: “Evidentemente la funcionalidad Cristina / Macri le ha permitido a ella generar un aglutinamiento que hoy por hoy pone en dificultad el reorganizamiento del PJ”.

Compartir

Dejar respuesta