La docente acusada de falso testimonio ratificó su versión

121

Corina De Bonis, la maestra que denunció haber sido secuestrada y torturada el año pasado ratificó sus declaraciones mientras se encuentra procesada e investigada por falso testimonio. Antes de declarar el 2 de mayo ante la Justicia, dijo que «la golpearon» y que le pusieron «una bolsa en la cabeza».

«El 12 de septiembre, cuando volvía de trabajar, me interceptó un auto, me golpearon en el estómago, me pusieron una bolsa en la cabeza y me subieron al auto. Luego sentí que algo me cortaba», recordó en diálogo con TN en referencia a la frase ‘No más Ollas’ que le habrían escrito en el abdomen con un objeto contundente.

«No tengo nada que ocultar, es mi verdad. Ese día me haré presente y contestaré todas la preguntas, como lo hecho hasta ahora. Lo que dije en un primer momento es lo que pasó», agregó la maestra de la escuela Nº 801 de Moreno que denunció haber sufrido ese hecho en el marco de una serie de protestas que incluían paros y olla populares.

Las marcas provocadas en la panza de Corina de Boris

«Voy a decir lo que me pasó. La gente que hizo el peritaje psicológico estaba enojado por las difamaciones que se hicieron en los medios. El auto existió, el testigo lo tuve y después dejo de estar. Él se solidarizó y dijo que me vio a mi y al auto rojo. En su declaración después cambio los hechos», completó.

Compartir

Dejar respuesta