La histórica fábrica Metalúrgica Tandil se encuentra sin actividad hace 10 días, cuando Renault tomó la decisión de suspender a todos los trabajadores durante un mes, en el marco de un extenso conflicto. Se acordó que los empleados cobren el 80 por ciento de sus haberes hasta que haya una resolución.

La metalúrgica tiene la mitad de empleados que el supermercado local y aún así no se sostiene. Cayó la industria metal mecáncia“, explican para graficar la crisis del sector.

El problema viene desde hace años pero se agudizó con la recesión, con la falta de clientes que demanden piezas para fabricación. Desde el gobierno no son optimistas en que se pueda llegar a una resolución.

Fuentes de la UOM coincidieron sobre el panorama adverso y la falta de definiciones desde la empresa sobre cómo se seguirá después del mes en suspenso.

Compartir

Dejar respuesta