A días de las finales entre River y Boca por la Copa Libertadores es importante saber que el corazón de os fanáticos está en riesgo. El fútbol mueve pasiones y también puede generar problemas en la salud en históricas jornadas como esas en las que los clubes buscarán ser los mejores del continente americano.

Norberto Debbag, cardiólogo y deportólogo, en diálogo con AM 1300 afirmó que “está demostrado por estudios realizados en el Mundial de Francia 1998 y Alemania 2006 que este tipo de eventos que se pueden encasillar como una final del mundo se triplica el número de infartos”. 

“Como es un fin de semana, se reúnen todos con amigos y está la famosa picada con gran contenido de sal y alcohol. Después viene toda la adrenalina por el partido y no digo nada si hay un penal. Esto aumenta la frecuencia cardíaca y la presión arterial por lo que los pacientes pueden sufrir dolor de pecho y fatigas”, explicó.

“Lo del sábado 10 es la previa a la gran final del sábado 24. Quizás el último sea más tenso, pero el primero también puede producir infartos. Aumenta tres veces el riesgo de ataques de miocardio. Aquellos que hace mucho tiempo que no se hacen controles vayan al médico porque quizás haya que ajustar alguna medicación ya que la presión arterial alta no suele dar síntomas”, dijo.

Compartir

Dejar respuesta