El Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC) informó hoy que la inflación de marzo fue del 2,3 por ciento y el recalentamiento de los precios ya acumula un alza de 6,7 por ciento en lo que va del año. La estimación oficial de un aumento del 15 por ciento en el costo de vida durante 2018 parece que será ampliamente superada. La inflación núcleo, la principal referencia del Banco Central (BCRA), fue de 2,6 por ciento en el tercer mes del año.

“Esto lo que viene es a confirmar lo que con Diego Giacomini dijimos a final del año pasado cuando la jefatura de gabinete, irresponsablemente, avanzó sobre la independencia del Banco Central. En dicho sistema, la clave radica en las expectativas y lo que ocurrió fue muy grave. Básicamente puede dejar la política monetaria a la deriva, lo que está pasando ahora”, analizó Javier Milei.

“De un lado hay un conjunto de técnicos muy importantes con fuerte prestigio académico y profesional y de otro, está el ejército de los ignorantes. Las bestias que ponen la política por sobre lo que exista. En tanto y en cuanto ganen ellos, las cosas funcionaran peor. Acá tenemos la obra de Marquitos Peña. Anticipamos que se iba a escapar el dólar y la inflación”, destacó en AM 1300.

¿La paritaria impuesta por el oficialismo cubrirá el costo real de vida?: “Cuando yo dije que el Gobierno estaba intentando perjudicar a los trabajadores con este 15 por ciento, en el fondo estaba en lo cierto. Lo digo para aquellos que en su momento tuvieron una posición muy crítica sobre mi apoyo a los trabajadores en la marcha del 21 de febrero”, explicó.

“Todo parece indicar que difícilmente se pueda romper con un piso del 20 por ciento de inflación anual porque no sabes cuál es la próxima estupidez que puede llegar a hacer Marcos Peña”, vaticinó en contacto con el programa ‘De Ida y Vuelta’.

En diálogo con Pasión de Multitudes -por AM1300- el economista Marcos Buscaglia sentenció que “es imposible llegar a la meta del 15%”. “Lleva muchos años bajar la inflación en Argentina, más en un contexto de aumentos de transporte, gas, agua. Tenemos que entender que lamentablemente nos va a llevar mucho tiempo. Se va a hacer más fácil cuando el proceso de realineamiento de tarifas esté terminado y cuando baje el gasto público”, explicó.

“Estamos acostumbrados a vivir con una inflación alta pero no queremos que sea creciente. Lo importante es que a partir de mayo empiece a bajar, pero los aumentos de tarifas fueron entre diciembre y abril, más el aumento de tipo de cambio, y los incrementos de salarios recién llegan en abril/mayo con el cierre de las paritarias. El problema es que la inflación sube y el salario real cae”, concluyó.

Compartir

Dejar respuesta