El Instituto Nacional de Estadística y Censos de la República Argentina (INDEC) difundió hoy que el Índice de Precios al Consumidor (IPC) de diciembre fue del 3,1 por ciento y acumuló durante todo el 2017 un 24,8 por ciento. Esta última cifra se ubica siete puntos por encima de la meta de entre el 12 y 17 por ciento que había anunciado el Banco Central de la República Argentina (BCRA) a principios del año pasado.

Uno de los principales detonantes del número de diciembre fue el aumento en las tarifas de servicios públicos como el gas y la luz. A eso, hay que añadirle el incremento que sufrieron los clientes de la medicina prepaga y el alza en los combustibles. Las más perjudicadas fueron ‘Vivienda, agua, electricidad, gas y otros combustibles’ (17,8%), ‘Transporte’ (3,2%), ‘Equipamiento y mantenimiento del hogar’ (2,9%) y ‘Salud’ (2,4%).

El panorama, si se lo compara con el de países vecinos es desolador: la inflación acumulada en Argentina durante un solo mes es equivalente a la que tuvo Brasil en todo el 2017. El ranking, es liderado por Venezuela con un total de 2.616% de inflación y seguido por el 24,8% de Argentina. El resto de las naciones han cerrado el año muy por debajo de estos guarismos.

Es por eso que en el resto de la región, los números son sorprendentes para los argentinos ya que en muchos casos, el índice mensual de Argentina es similar al alcanzado en un año por estas naciones: México tuvo un 6,77% de inflación; Uruguay (6,55%); Guatemala (5,68%); Nicaragua (5,68%); Colombia (4,9%); Paraguay (4,5%); Brasil (2,95%); Bolivia (2,71%); Costa Rica (2,57%); Chile (2,3%); El Salvador (2,0%); Perú (1,36%) y Ecuador (-0,2%).

Compartir

Dejar respuesta