Romina Ugarte, una joven policía que se desempeñaba en el Comando de Patrullas del partido bonaerense de Cañuelas, tuvo una discusión con su pareja y fue brutalmente asesinada por un disparo en la frente que terminó en el acto con su vida. Nicolás Agüero, el femicida, afirmó: “La maté sin querer”. 

Este hombre, con el cual ella mantenía una relación desde hace tiempo, es un policía de 27 años y por el momento se encuentra detenido por ser el único sospechoso del crimen. En el allanamiento a la vivienda en la que se produjeron los hechos se secuestraron las dos armas reglamentarias y una 9mm desde donde salió el disparo.

De acuerdo al testimonio de los vecinos de la zona, la trágica discusión se produjo en la hora del almuerzo. Esta situación se da a solo diez días de que otra mujer policía sea asesinada por se ex pareja en Mar del Plata. En este caso, Gisel Varela, de 33 años, fue acribillada de dos disparos en plena vía pública.

Compartir

Dejar respuesta