El costo del litro de nafta premium ya alcanzó los 43,50 pesos en el interior del país, lo que marca un incremento en la dispersión de precios y una mayor brecha con los valores registrados en la Capital Federal. Puntualmente, ese precio es el que pagan los consumidores de Sauce, una ciudad correntina en la que viven unas 10.000 personas y se ubica unos 393 kilómetros al sur de la capital provincial.

En la ciudad hay dos estaciones de servicio de “bandera blanca” (que no representan a ninguna petrolera en particular), pero según informó la agencia NA, ambas bajan principalmente combustibles líquidos de la empresa semipública YPF. Así, el litro de nafta premium -el combustible más recomendado por las automotrices para los nuevos modelos que comercializan en el mercado- había cerrado junio en esta ciudad en los 36,5 pesos, pero el 1 de julio subió a 38,5 pesos y cinco días después alcanzó los 43,5 pesos.

En las estaciones de servicio de la ciudad de Sauce el litro de nafta súper se ubica entre los 40 y 40,50 pesos, es decir, un 44% por encima de lo que pagan los porteños por el mismo producto en las estaciones de servicio YPF de la Capital Federal, donde el litro cotiza a 28,11 pesos.

Cabe señalar que el ministro de Energía, Javier Iguacel, aseguró recientemente que el mercado de los combustibles en la Argentina “está totalmente liberado” por lo que cada estación de servicio puede poner el precio que desee en sus surtidores, lo que aumentará la competencia en grandes ciudades donde existen muchas estaciones de servicio de diferentes petroleras, pero le pega de lleno a los bolsillos de los consumidores de ciudades pequeñas donde no hay más de una o dos opciones.

Compartir

Dejar respuesta