Desde el Hospital Universitario Austral informaron que la salud de Fernando De la Rúa evoluciona “lenta, pero favorablemente” mientras que destacaron que su problema cardiovascular “delicada, pero estable”. El ex presidente de 81 años ingresó a ese nosocomio de Pilar el 11 de enero.

“Luego de varios intentos fallidos para desvincularlo de la asistencia ventilatoria mecánica, se le realizó una traqueotomía para facilitar la tarea. Su condición cardiovascular continúa siendo delicada, pero estable”, destacaron los profesionales de la salud en un parte médico.

En el texto informaron que “continúa en el área de cuidados críticos ya que su cuadro, pese a las mejoras, sigue siendo grave” y anunciaron que “a conocer nuevos informes en la medida en que se produzcan novedades significativas en su salud”.

Compartir

Dejar respuesta