«La trata paga campañas políticas, compra jueces y empresarios. Estos políticos están sentados en sus bancas con la plata del secuestro de nuestras hijas», disparó hoy Margarita Neira, integrante de la organización de Madres Victimas de la Trata, en declaraciones a AM 1300, en el marco de la conmemoración del Día Mundial de la Trata de Personas proclamado por la ONU.

«La trata es el peor delito contra los derechos humanos antes de la muerte. Hace 28 años se llevaron a mi hija. Caminé tanto en vano… En mi ignorancia pensé que un perejil tenía un prostíbulo que se dedicaba a esto y no un negocio millonario de funcionarios que se dedicaban a esto. Con la lucha lo fuí descubriendo», comentó en ‘Siempre con Vos’.

Mientras se prepara para lanzar un libro sobre esta problemática, reuniendo un trabajo de dos años, definió a los prostíbulos como un lugar en donde a «nuestras hijas las violan entre 30 y 40 veces al día, las queman y cuando no resisten las matan». Además, apuntó a «la complicidad de los fiscales que las entierran como NN y no cotejan las huellas».

«Hoy somos 18 mamás y papás más el grupo que nos acompaña. Somos las nuevas Madres de Plaza de mayo que los viernes damos una vuelta a la Pirámide de Mayo porque para la prensa no existimos. Rescatamos pibas, denunciamos prostíbulos y altos funcionarios del poder», agregó. En tanto, dijo que la legalización de la prostitución no es la solución para combatir la trata.

Desde que encontró muerta a su hija hasta la actualidad, opinó que «todo empeoró». Así, recordó que Raúl Martin, ex jefe de la SIDE, tenía su hija secuestrada en Shampoo y Cocodrilo. «Nos costó muchos años, gracias a Lorena Martin, su hija, que nos contó que él es socio de Mauricio Macri y traía el dinero en la bolsa proveniente de los prostíbulos. La jueza Servini de Cubría dijo que la hija no podía denunciar al padre y archivó la causa. La Corte bajó la orden de que lo tienen que detener», agregó.

Compartir

Dejar respuesta