Diego Lagomarsino declaró ante el juez Julián Ercolini por la causa en la que se investiga el fallecimiento de Alberto Nisman. El técnico informático insistió en su versión respecto al día que le dio el arma que terminó con la vida del fiscal, al asegurar que lo “único que quise fue hacerle un favor”.

Además, sostuvo que entre él y Nisman había una relación de “amor-esclavo”, ya que el funcionario judicial lo llamaba “hasta 30 veces por día” por teléfono. Asimismo, aclaró que su amigo le pidió la pistola “para defender a sus hijas” y en este punto aclaró que el fiscal “mintió” porque él desconocía que las chicas se encontraban de viaje en Europa.

En otro punto importante sobre la muerte de Nisman, el técnico informático confesó que se enteró mediante un mensaje de WhatsApp que su hermano le había enviado para avisarle. “Es lo peor que me pasó en la vida“, explicó Lagomarsino entre lágrimas. Y agregó: “A esta altura no me importa lo que pasó, si lo mataron o se suicidó“.

Compartir

Dejar respuesta