Matías Lammens, pre candidato a jefe de gobierno de la ciudad de Buenos Aires por el Frente de Todos, advirtió hoy en una entrevista radial que en el territorio porteño deben cambiar las prioridades ya que es inadmisible que haya un 17 por ciento de desempleo en una «ciudad rica» en materia presupuestaria.

«Yo no soy no kirchnerista, ni anti, hay cosas que se pueden destacar como la creación de empleo, el desendeudamiento, el ministerio de ciencia y técnica, la ampliación de derechos; no me gustó el clima del segundo mandato de Cristina Fernández, no me gustó lo del INDEC, me gusta lo que hizo en salud y educación Miguel Lifschitz. Soy progresista», definió.

Lo cierto es que este rol para él es nuevo, teniendo en cuenta que es el presidente de San Lorenzo: «Costó mucho convencer a la familia de meterme en política, porque el costo personal por la dedicación y la violencia es mucha. El riesgo es alto pero también me gusta que mis hijos vean que sus papás fueron personas que se involucraron e intentaron cambiarle la vida a la gente». 

Compartir

Dejar respuesta