Gremio de Brasil derrotó hoy en su estadio Arena de la ciudad de Porto Alegre a Lanús por 1 a 0 en la final de ida de la Copa Libertadores. El gol del ganador fue convertido recién a los 38 minutos del segundo tiempo por Cícero. El equipo ‘Gaúcho’ viaja con una ventaja mínima para el encuentro de vuelta que se disputará la semana que viene en la Fortaleza Granate, en el Sur del Gran Buenos Aires.

A los ’33, Román Martínez tuvo la más clara del primer tiempo: el volante de Lanús probó desde la derecha del área de Gremio, pero su disparo fue desvía por el arquero Marcelo Grohe. Y el portero local hizo un milagro a los ’39, al sacar casi sobre la línea un cabezazo de pique de Diego Braghieri.

La mejor chance de Gremio en el primer tiempo fue por un error de pase del arquero Esteban Andrada, que le entregó el balón a Arthur, pero el remate del volante local salió débil y fue controlado por un defensor visitante.

A los 38 del complemento finalmente el equipo del sur de Brasil tuvo su premio, gracias a los cambios decididos por el entrenador Renato Gaúcho: Cícero empujó al fondo del arco en la entrada del área chica una pelota que había bajado Jael de cabeza. Gremio conseguía el ansiado 1-0.

Después del gol el partido estuvo suspendido tres minutos debido al humo generado por los fuegos artificiales encendidos por la parcialidad local, y el partido terminó con todo el equipo local reclamándole al árbitro del encuentro por no haber marcado lo que consideraron que era penal de Alejandro Silva sobre Jael cuando finalizaba el encuentro.

Ahora Gremio jugará por la revancha de la semana que viene por un empate para quedarse con el tercer título de Libertadores de su historia. En la final, el gol de visitante no es criterio de desempate.

Compartir

Dejar respuesta