El seleccionado argentino ya se encuentra en Rusia para el amistoso que disputará con el equipo local este sábado 11 de noviembre en el Estadio Olímpico Luzhnikí, de la ciudad de Moscú. Allí, Lionel Messi se sentó mano a mano con Matín Arévalo de TyC Sports y habló de todo: su lugar en la Selección, la difícil clasificación a la Copa del Mundo y, en el plano personal, su paternidad. Además, prometió que, de consagrarse campeones, irá caminando de Arroyo Seco, donde tiene su casa, al Santuario de la Virgen María Del Rosario de San Nicolás, a 38 kilómetros de distancia. “Obvio. Si hay que ir, vamos”, afirmó el rosarino y recibió el apoyo de su amigo Sergio Agüero: “Ah, no es tanto, está bien, estoy adentro. Desde Arroyo Seco a San Nicolás”.

Ante la expectativa por el anuncio del embarazo de Antonela Roccuzzo, el 10 confirmó que nuevamente tendrán un varón, aunque no quiso decir el nombre. Como era de esperar, el matrimonio Messi todavía tiene ganas de una nena, por lo que el futbolista no descartó ir en búsqueda del cuarto hijo: “Esperemos que llegue este primero y después se verá, pero seguramente buscaremos la nena”.

Sobre sus hijos, La Pulga confesó que trata de que sean tan ordenados como él, y si bien Thiago (5 años) sigue sus pasos, “Mateo es un desastre”. Además, el primogénito comenzó a sentir el mismo gustito por el fútbol que su padre, “le gusta ir a la cancha y a los entrenamientos, y pregunta cuándo tiene fútbol”, relató el jugador del Barça. En cuanto a su fama, Leo comentó: “Recién ahora Thiago entiende un poco lo que hago y quién soy; Mateo es muy chiquito y mira raro cuando me piden fotos, no le gusta mucho”.

“Siempre confié en que íbamos a sacar la clasificación adelante, pero imaginaba que a Venezuela de local le íbamos a ganar, que a Perú de local también le íbamos a ganar y que lo íbamos a sentenciar antes. El miedo era llegar a Ecuador jugándonos la clasificación, por lo que significaba enfrentar en la altura contra una gran Selección”, explicó Messi sobre el largo camino al Mundial.

“No quisiera cruzarme con España, que es una de las selecciones que nos pueden tocar en el grupo. Sería un rival muy difícil. Los candidatos España, Brasil, Alemania, Francia… Son las que mejor imagen están dejando y las más fuertes individualmente”, aseguró sobre los futuros rivales que el seleccionado tendrá en la Copa del Mundo.

Respecto a los comentarios sobre su protagonismo en el equipo fuera de la cancha, el rosarino sentenció: “Me río porque se dijeron barbaridades. Lo que están en Argentina no son cualquiera sino Masche, Di María, Biglia, figuras en el mundo. Que digan que juegan porque son amigos míos es una falta de respeto hacia mí y hacia ellos. Son todas mentiras que manejo a los técnicos y a los que juegan”.

Compartir

Dejar respuesta