La Cámara de Diputados aprobó el miércoles la Ley de Financiamiento Productivo que fue impulsada por el Ministerio de Finanzas con el objetivo de darle mayores líneas de crédito a las PYMeS. Según afirmaron desde esa cartera a través de un comunicado, la nueva norma “fortalece la capacidad reguladora de la Comisión Nacional de Valores (CNV) y pone en marcha más instrumentos para favorecer y promover el ahorro a largo plazo”.

“Cuando uno se pone a leer la Ley, los primeros 20 artículos hablan de un instrumento de descuentos en las facturas que realmente es muy positivo siempre y cuando la tasa de interés sea razonable. Después es una ley que busca simplificar el ida y vuelta de la compra/venta de acciones. Una de cal y una de arena”, explicó hoy Leo Bilanski, presidente de la Asociación de Empresarios Nacionales para el Desarrollo Argentino.

“Estamos de acuerdo con que las PyMES accedan al financiamiento y con la factura fiscal. En un contexto de turbulencia, esta ley no va a cumplir porque es para una economía en estabilidad. Todas las medidas que tomó el gobierno nacional son de desregulación”, agregó en declaraciones a ‘De Ida y Vuelta’ por AM 1300. “Lo que genera más acceso a la vivienda no son leyes de este tipo, sino créditos más accesibles. Yo me estaría preocupando mucho por los UVA porque la gente no va a poder pagar ni las cuotas”, dijo.

Resultado de imagen para leo bilanski

“Esta es una ley para las PyMES. Nuestro mercado local de capitales debe crecer para fomentar el ahorro interno y darles a las pequeñas y medianas empresas una fuente de financiamiento. Las PyMES generan empleo. Esta norma es para apoyarlas, para que el capital se canalice a los proyectos que nos ayudan a crecer”, sostuvo el ministro de Finanzas, Luis Caputo, tras la aprobación.

Según explicaron, las facturas que emiten las PyMES quedan aceptadas o conformadas automáticamente a los 15 días de emitidas y con esta nueva metodología pueden ser comercializadas a través de bancos y/o en el mercado de capitales. Lo que genera es que las tasas crediticias sean mucho más competitivas debido a que el riesgo de la factura está asociado a la parte deudora y no a la empresarial.

“La norma ofrece a las PYMES herramientas para financiarse con el uso de la factura de crédito electrónica MiPyME y las obligaciones negociables. Otro de los aspectos más destacados es la simplificación de la emisión de Obligaciones Negociables (ON) ya que elimina la necesidad para las PYMES de contar con síndico en la emisión de un ON garantizada. Se refuerza el carácter de valor negociable del pagaré, un instrumento convencional para las PYMES”, agregaron desde el Ministerio.

Compartir

Dejar respuesta