Un empresario argentino fue rescatado este jueves en Madrid, España, tras haber permanecido siete días secuestrado por cuatro franceses y un ruso, quienes pedían 2 millones de dólares para liberarlo y que fueron detenidos. La Policía había recibido la denuncia del secuestro el lunes pasado del consulado argentino en España, luego de que la víctima contactara telefónicamente a sus familiares en Argentina.

Se trataba de un «magnate empresarial», indicó a la AFP un portavoz de la policía, sin dar más detalles de su identidad. En la llamada, según el comunicado, el hombre advirtió «de la gravedad de la situación» y pidió pagar «lo exigido, ya que lo acababan de amenazar con quitarle la vida, tanto a él como a toda la familia en caso de no atender las demandas económicas».

Gracias a esa comunicación telefónica, la Policía logró ubicar el mismo lunes el lugar de cautiverio, en un barrio residencial en la capital española. Cuando los agentes esperaban la llegada de los grupos especiales de operaciones, vieron como los captores y su víctima abandonaban la vivienda y ante «el temor de que fuera trasladado a otro lugar o que corriera riesgo su vida (…) intervinieron y arrestaron a los presuntos autores del secuestro».

Los sospechosos, varios de los cuales contaban con «experiencia en el manejo de armas y en operaciones militares», fueron puestos a disposición judicial, agregó la Policía. Este tipo de secuestros son inusuales en España.

Compartir

Dejar respuesta